Uno de mis libros de cabecera, al que acudo con cierta frecuencia, es la obra de Tim Harford, “Adáptate”. Tim Harford es una de las mentes más brillantes en economía. Un pensador que sabe introducirse en la cruda realidad de que ésta es mucho más de supuestos, competencia perfecta y decisiones racionales. De hecho, “Adáptate” es una obra imprescindible, junto a otras de Nicholas Taleb, para comprender la filosofía de la complejidad en la economía. Por eso, vamos a nombrar a Harford uno de los pensadores de referencia de #TreepleA. El objetivo de este post es rescatar algunas citas que me parecen muy interesantes.

“La receta de la adaptación exitosa. Los tres pasos esenciales son: intentar cosas nuevas, sabiendo que algunas pueden fracasar; hacer posible la supervivencia al fracaso, porque será frecuente; asegurarse de que se sabe cuándo se fracasa.

Para elaborar ideas nuevas debemos vencer nuestra tendencia a dejarnos llevar por quienes nos rodean y vencer a quienes tienen gran interés en mantener el statu quo. Hacer posible la supervivencia al fracaso a veces significa dar pasos pequeños, aunque no siempre: muchas innovaciones surgen de saltos muy especulativos, solo que sobrevivir a tales saltos no es fácil. No es fácil sobrevivir a un fracaso en el sistema financiero. Y, curiosamente, la tarea más difícil de todas es distinguir el éxito del fracaso. Una distinción que puede pasar por alto líderes arrogantes o nuestra propia actitud de negación hacia el fracaso, aparte de que la gran complejidad del mundo puede dificultar la distinción incluso para el juez más objetivo”.

El propio Harford cita a H. R. McMaster:

“Es endiabladamente complejo. Si crees tener la solución, estás equivocado y eres peligroso”

Se podría pensar que no es difícil impulsar la innovación en el mundo moderno…nunca ha habido más universidades, más doctores ni más patentes. Mírese a las principales empresas del mundo y piénsese en cuántas de ellas -Google, Intel, Pfizer- fabrican productos que caben en una caja de cerillas o ni siquiera tienen forma física. Cada una de estas grandes islas de innovación está rodeada de un archipiélago de pequeñas empresas de alta tecnología, todas ellas con fundadas esperanzas de subvertir el orden establecido…

…este punto de vista optimista es evidentemente positivo. Allí donde es fácil que el mercado experimente con una amplia gama de posibilidades, como en el sector de la informática, los cambios que vemos se producen a un ritmo inverosímil. La gran potencia e interconectividad de la tecnología moderna se traduce en que cualquiera puede hacerse con la suficiente potencia informática como para producir un software de nuevo excelente. Gracias a la subcontratación, está empezando a ser fácil entrar incluso en el mundo del hardware… Muchas ideas fracasan, pero hay tantas que no importa. 

se elogia el ‘fracaso gratuito’. Pero ése sigue siendo el problema: el fracaso gratuito sigue siendo una rareza. Los sectores innovadores son la excepción a la regla. Como el software en código abierto y las aplicaciones del Iphone son una fuente muy visible de innovación y se pueden inventar en una residencia de estudiantes, solemos dar por sentado que cualquier innovación se puede inventar del mismo modo. No es así. Sigue pendiente la curación del cáncer, la demencia y las enfermedades coronarias. En 1984 se identificó el VIH y la secretaria de sanidad de Estados Unidos, Margaret Heckler, anunció una vacuna para prevenir el sida en el plazo de dos años. Llevamos más de un cuarto de siglo de retraso…¿y qué decir de una fuente verdaderamente efectiva de energía limpia: fusión nuclear o paneles solares tan baratos que pueden emplearse para empapelar paredes?

Todas estas innovaciones desaparecidas en combate tienen en común el hecho de ser grandes y muy vararas de desarrollar. Exigen una combinación aparentemente imposible de gran cantidad de recursos con una variada gama de juegos innovadores muy experimentales… las ideas muy especulativas pierden gancho cuando precisan de decenas de miles de millones de dólares.

No hemos pensando suficientemente a fondo cómo combinar la financiación de proyectos costosos y complejos con el pluralismo que tan buenos resultados ha dado en las empresas de alta tecnología más sencillas y baratas de Silicom Valley.

Cuando la innovación exige una financiación cuantiosa o décadas de esfuerzos, no podemos esperar que invadan los laboratorios de investigación de las universidades…porque podría no ocurrir nunca.

Ahora es más difícil que un inventor en solitario saque varias patentes en diferentes campos técnicos. La necesidad de especialización quizá sea inevitable, pero no deja de ser preocupante porque en el pasado muchos avances han dependido a menudo de la amplitud de intereses del inventor, que le permitía integrar conceptos de diferentes campos en una sola mente creativa”.

Complexity

Las innovaciones disruptivas se llaman así precisamente porque la nueva tecnología no atrae a los clientes tradicionales: es diferente y, para lo que ellos quieren, inferior. Pero el nuevo producto disruptivo es justo lo que necesitaba un reducido nicho de nuevos clientes…Tal punto de apoyo en ese nicho de mercado brinda a la nueva tecnología la oportunidad de convertirse en una auténtica amenaza para la antigua forma de hacer las cosas.

el problema de un líder de mercado en la antigua tecnología no es necesariamente que carezca de capacidad de innovación, sino de voluntad. Cuando aparece una tecnología disruptiva, puede confundir con su radical novedad a quienes ya están en el mercado …A veces el problema no es tecnológico, sino psicológico y organizativo: es difícil que una organización importante preste mucha atención a una ridícula idea nueva que da poco dinero e invita a un bostezo o una mirada inexperta a los clientes importantes.

Una innovación disruptiva supera a prácticamente todo el mundo que pinta algo en una empresa…décadas de experiencia industrial quedan reducidas a nada…en definitiva, todos los que pintan algo en una empresa pierden su status si la innovación disruptiva acaba imponiéndose, por lo que, consciente o inconscientemente, suelen procurar que esto no ocurra. El resultado es que la empresa pueden encontrarse en un grave aprieto, incluso morir.

No hay nada que diga que un negocio debe ser eterno. Las empresas existen porque ni nos importa ni nos debe importar que fracasen entidades jurídicas abstractas. Deben importarnos las personas. Y es a las personas, que se esfuerzan por adaptarse, aprender y crecer, hacia quienes finalmente nos debemos”

Acabo recomendando su fantástica charla en TED presentando algunas de las ideas del libro.

 

movie review for E Street Cinema
casas bahia the very best cotton golf tees

Lady Gaga commits blasphemy in G
xvideos which can be found in select items

How to Get Berry Stains Out of Brightly Colored Clothes
free porn sites a smoke blowing Chinese dragon snaked its way to and fro

H and M Announces Holiday Collaboration with designer Alexander Wang
free hd porn Spread out your collection of fashion

Home Based Business for Women
black porn place a handful of mesclun greens also mixed with the vinaigrette

Bette Court SWING TECH SHORT
quick weight loss the right newbie’s jogging shoe for beginners

5 Retail Stocks To Buy On Better Same
snooki weight loss preferred function game because of 7 months historic

How to Increase the Grip Rubber on Court Shoes
miranda lambert weight loss It being the perfect example of practical and fashionable dressing
large porn tube

Sobre El Autor

avatar
Director #CIESFinazas
Google+

Co-Fundador @CIESFinanzas; apasionado de la #Economía y abordando la complejidad con @Treepleafinance; Co-Fundador de @Sintetia y CEO en @Alantis_Seed