Estamos muy agradecidos de la entrevista que nos ha realizado, Infocit, El Diario de los Emprendedores + La Red Social de Empresas, a nuestro Director, Enrique González. Ha sido una oportunidad fantástica para explicar cuál es nuestra propuesta de valor desde TreepleA tanto a inversores, como a startups. A continuación, reproducimos la totalidad de la entrevista

——–

Enrique González

La valoración financiera de startups o empresas incipientes es sin duda uno de los puntos más complicados para un inversor, que en la mayoría de ocasiones carece de datos objetivos que le ayuden en este proceso. Y es que el estado embrionario o de “lactancia” de muchos de los proyectos hace imposible acudir a unas métricas inexistentes, por lo que la valoración se reduce muchas veces a sensaciones o presentimientos.

Sin embargo, el InstitutoCIES asegura haber desarrollado una metodología (Treeple A) que permite a los inversores evaluar negocios jóvenes, innovadores o disruptivos de una manera más fiable y acertada.

¿Qué es y quiénes sois Treeple A?

Nos gusta decir que TreepleA es el nombre que le hemos puesto a una lógica financiera. El promotor es InstitutoCIES, una empresa de servicios avanzados que tiene dos ramas de especialización que tienen el “tratamiento del riesgo” como nexo común: por un lado, un área de seguridad de la información (control y cumplimiento de todos los protocolos de seguridad), con alto componente de ingeniería informática y, por otro lado, finanzas corporativas, donde en realidad también trabajamos con el riesgo como “input fundamental” para adoptar decisiones de alto impacto en las organizaciones.

TreepleA surge en el área de finanzas, integrada por profesionales que provenimos del ámbito universitario, con estudios avanzados en finanzas corporativas, econometría, estadística avanzada, y análisis de riesgos.

¿En qué consiste vuestra metodología?

TreepleA nace como un intento de aportar un mayor grado de sofisticación a la forma en la que se analizan las finanzas en contextos de alta incertidumbre o innovación. Se trata de crear una lógica financiera que permita sortear las dificultades de evaluación de proyectos cuando no existe trayectoria de las empresas, cuando el modelo de negocio no está del todo “testeado” porque en realidad es una solución que “rompe con las reglas” del mercado, o cuando el valor fundamental de una compañía está en lo que pueda hacer y no tanto en lo que hizo.

En ese contexto, tomar decisiones de inversión es realmente complejo, arriesgado y normalmente se “huye” de esta tipología de inversiones, salvo que seas un fondo muy especializado y que estés dispuesto a asumir que más del 60% de lo que has invertido generará una rentabilidad de cero.

Para paliar estos obstáculos, TreepleA se basa en una metodología de opciones reales y árboles de decisión, donde se “radiografía” por completo a una startup y se la coloca ante distintos escenarios, se estudian sus hitos clave, estratégicos y de futuro, y se les asigna una probabilidad de que ocurran. Con esta metodología lo que cambia es la forma de invertir, la forma de tomar decisiones empresariales en contextos de incertidumbre. Ayuda a identificar muy bien dónde está el riesgo de la inversión, dónde está la capacidad de la empresa de generar beneficios, cuándo, qué tiene que ocurrir, con qué inversión.

Y a medida que va pasando el tiempo y vas teniendo más y más datos, se enriquece el modelo y los riesgos se van acotando. Sólo así podemos enfrentarnos a la complejidad, troceándola, experimentando y tomando decisiones muy concretas. No se trata del todo o nada (invertir o no) sino de invertir de otra manera, con mayores fundamentos, y atendiendo a los condicionantes específicos de la etapa en que se encuentre el proyecto analizado.

Nuestra propuesta de valor es ofrecer una metodología que permite hacer un exhaustivo análisis, valoración y seguimiento de los modelos de negocio de las startups; evaluar la naturaleza de sus riesgos (técnicos, financieros o de mercado) y definir estrategias financieras que permitan adoptar decisiones de alto impacto para aumentar su probabilidad de éxito. Ahora mismo Treeplea es 100% un servicio de consultoría. Muy singular y adaptado a las necesidades de clientes muy concretos, que son emprendedores e inversores.

¿Cómo y por qué surge?

Cuando empezamos a trabajar con empresas en distintos procesos (toma de decisiones coste/beneficio, re-financiaciones, reestructuraciones, análisis de rentabilidad de inversiones, planes financieros y estratégicos…) empezamos a observar que cuanta más innovación y más intangibles existen en una compañía, más reticencias y más dificultades existen en los mercados financieros “tradicionales”.

Es muy difícil explicar a una entidad bancaria que una empresa tiene una patente con la que puede aprovechar un gran potencial de mercado, pero que para ello necesita cierta financiación para a desarrollar (fabricar, contratar personal…) y comercializar su producto. El potencial está asociado a futuro, a riesgo, y si no hay balances sólidos (o directamente no hay balances históricos), si no hay garantías personales e hipotecarias, y, en definitiva, si no se pueden considerar los parámetros habituales de análisis de riesgos en mercados tradicionales, las empresas no tienen posibilidad de conseguir financiación bancaria.

En cuanto a las posibilidades de obtención de financiación privada de otro tipo, también resulta un proceso muy difícil porque, salvo en el caso de inversores de capital riesgo muy especializados, el riesgo y la ausencia juegan en contra. Por este motivo vimos la necesidad de contar con una lógica financiera, un marco de análisis, que permitiese determinar de una forma clara y trazable el potencial y riesgo asociado a un proyecto empresarial. Y así nació TreepleA, como un área que viene a recoger la esencia de todo nuestro conocimiento y experiencia en el campo de la estrategia financiera, el riesgo y la innovación.

¿Se ha probado ya con éxito esta metodología?

Si, nos enfrentamos a estas dificultades que comentaba antes (complejidad, intangibles y dificultad de valoración) con empresas con las que nos hemos involucrado de forma muy importante, en sectores como biotecnología, nuevos materiales (nanotecnología con soluciones en el ámbito sanitario) y tecnologías de la información, e incluso en startups con modelos de negocios realmente disruptivos en el ámbito de las energías renovables, y que están teniendo un gran impacto en mercados que absorben mucho mejor las innovaciones, como Estados Unidos, Reino Unido o Alemania, por poner algún ejemplo.

En estos casos, observamos que había que ir más allá en la forma de trabajar, analizar y presentar los planes financieros. Había que crear puentes más seguros donde los analistas financieros con un enfoque tradicional estén cómodos y donde se pueda crear un lenguaje y un terreno de juego común que favorezca análisis más claros que permitan crear un clima de mayor confianza entre las partes y así alcanzar acuerdos. En definitiva, innovar en cómo se analizan las finanzas corporativas en el siglo XXI para fomentar la creación de empresas de alto crecimiento, innovación, y también de riesgo. En este sentido, la experiencia hasta el momento ha sido un éxito.

¿Cómo puede ayudar al empresario o al inversor?

Por un lado, creemos que podemos aportar cosas muy importante a las empresas, por 5 razones:

1.- Porque es una manera de trabajar de una forma exhaustiva el modelo de negocio y convertirlo en parámetros financieros.

2.- Porque todo en la vida, y más en una empresa, es secuencial: para que ocurra una cosa (vender en un mercado global, por ejemplo) antes han tenido que pasar muchas otras cosas (tener un buen desarrollo tecnológico y de marketing, por ejemplo). Cada fase, cada hito es un reto, y un riesgo. Conocerlos, analizarlos y enfrentarse a ellos “con el bisturí” en la mano es una garantía para comprender bien el modelo de negocio y cómo se comporta.

La mayoría de las inversiones (y de las decisiones) suelen ser irreversibles, una vez tomado un camino o invertido un dinero suele ser difícil volver la punto inicial. Por lo tanto, el coste de oportunidad, es decir, el análisis de las alternativas ante cada punto o hito estratégico se convierte en una necesidad en contextos de alta incertidumbre.

3.- Al vincular acciones y opciones a los resultados de eventos inciertos, a través de árboles de decisión, permite a las empresas considerar cómo actuar hoy ante riesgos y circunstancias diferentes. Con este método, las empresas están preparadas para cualquier resultado que pueda suceder, y así, no verse sorprendidas.

Cuando se dice tan a menudo que de una startup se espera un grado de flexibilidad muy elevado del equipo y ajustes continuos del modelo de negocio, en realidad se está exigiendo a la empresa mucha capacidad para reducir la incertidumbre y los costes de oportunidad.

4.- Y esto es un plus de garantía y de credibilidad ante terceros, por ejemplo, inversores. Nosotros les acompañamos en este proceso. El plan de negocio, tal y como lo solemos estructurar, está muerto. Dar una única opción, un camino desde un powertpoint hasta una facturación millonaria es una de las posibilidades, pero con un elevadísimo grado de probabilidad de que nunca se cumpla. Así que es mejor trabajar en alternativas para crear valor y tomar decisiones inteligentes.

5.- Es muy importante destacar que cuando ya está parametrizado todo un modelo de negocio, con todas las variables, probabilidades y circunstancias que pueden alterar su funcionamiento, se puede hacer un seguimiento casi online de lo que está pasando y saber exactamente dónde fallas, por qué, y con qué impacto. Tener ese control sobre tu compañía en un viaje muy incierto siempre facilita las cosas.

A los inversores, creemos que también les podemos aportar al menos 3 cosas:

1.- Al obligar a “estresar” los modelos de negocio en los procesos de inversión puedes conocer mucho mejor los riesgos y los retos a los que se enfrenta la startup en la que se está evaluando invertir. Esto puede permitir comprar mejor (a menor valoración) en caso de que los riesgos por parte del emprendedor no estén bien medidos y sus estimaciones de valoración no estén justificadas. Es decir, TreepleA ayuda a fijar precios de compra de Startup considerando de una forma explícita los diferentes riesgos.

2.- De la misma manera, ayuda en los procesos de fijar precios de venta de las Startup, punto clave de los fondos y empresas de capital riesgo. TreepleA ayuda a explicar bien el potencial de las compañías, a saber dónde están sus ingresos potenciales y qué tiene que pasar para que se generen.

3.- Y por último, la monitorización. Los fondos tienen que controlar el valor de sus participadas y tener métricas relacionadas con analíticas más allá de las contables, ligadas a cuestiones estratégicas y de futuro. Y TreepleA viene a reforzar el control de las carteras de inversión, al poder incorporar información precisa de manera continua.

¿Por qué utilizar Treeple A?

Nos gusta dar 5 razones:

1.- TreepleA es una alternativa a los métodos financieros “clásicos”, que resultan inaplicables para afrontar valoraciones y análisis en circunstancias que son cada vez más habituales: empresas jóvenes, globales, de rápido crecimiento, innovadoras y soportadas en activos intangibles.

2.- Con Treeplea se evalúa y se comprende el potencial de crecimiento y los parámetros del modelo de negocio en distintos escenarios. Se pueden anticipar los retos de futuro, y sus riesgos, antes de que sucedan.

3.- TreepleA aporta transparencia y profesionalización en la gestión de toda compañía de alto crecimiento. Esta transparencia ayuda a adoptar mejores decisiones y la profesionalización en la gestión a generar más rentabilidad para los accionistas.

4.- Con TreepleA se puede evaluar cuán alejado se está o no del hito estratégico óptimo y qué decisiones hay que adoptar para alcanzarlo.

5.- En definitiva, TreepleA es un termómetro que permite medir, para cada nueva decisión de la compañía, el riesgo asociado y adoptar decisiones al respecto.

large porn tube